Convivencia puente de mayo

El pasado puente de Mayo estuvimos 3 alumnos de Retamar acompañados por Javier y Álvaro en Chiloeches.

Nuestra intención durante esos días fue aprovechar el puente para estudiar, ya que normalmente cuando tenemos mucho tiempo no lo aprovechamos al máximo.

Llegamos el jueves por la tarde y lo primero que hicimos, como viene siendo tradición, fue encender un fuego que nos mantuviese calientes toda la noche.

Pudimos ver una gran puesta de sol  antes de disponernos a cenar. Después de cenar tuvimos tiempo de jugar un rato a las cartas, y un rato después estabamos durmiendo.

Pasadas ocho horas de reloj estabamos en pie. El olor a bacon recién hecho nos animó a levantarnos y media hora después estábamos estudiando.

Siempre que hemos hecho esta convivencia, hemos seguido el mismo horario en el que solo parábamos de estudiar para comer e ir a misa.

El segundo día transcurrió de la misma forma. Cabe destacar la comida que nos preparó Álvaro: espaguettis con salchicas, bacon, huevo, nata, etc. Estaban buenisimos, de verdad.

El día que nos íbamos hicimos recuento de horas de estudio y nosotros casi no nos lo creíamos. Salimos con una idea: había que repetir esta convivencia otra vez.

Nicolás Manola